La clase invertida o flipped classroom, es un modelo pedagógico que transfiere el trabajo de determinados procesos de aprendizaje fuera del aula y utiliza el tiempo de clase, junto con la experiencia del docente, para facilitar y potenciar otros procesos de adquisición y practica de conocimientos dentro del aula.

La clase invertida es entonces, es un modelo de trabajo que, por medio del uso de las tecnologías, se invierten los papeles de una clase tradicional dentro del aula.

Se le llama clase invertida, porque los paradigmas: “salón de clases” y “tarea”, se ven totalmente cambiados. Lo que usualmente es “la clase” o la exposición del maestro, se cambia por una serie de materiales en linea, que pueden ser videos, infografías, lecturas, etc., que el alumno puede observar cuantas veces sea necesario para revisar el contenido teórico e incluso de procedimientos.

La tarea o practica, se cambia entonces al tiempo de clase, de manera de que el profesor puede estar presente y modelar la aplicacion del conocimiento. De esta manera, se puede favorecer también otro tipo de metodologías, como el trabajo por proyectos y el aprendizaje colaborativo. El tiempo que usualmente lleva explicar la teoría en clase, ahora se puede utilizar para diferentes actividades mas vivenciales. Las tareas se realizan conjuntamente y en cooperación con el grupo ya que, el docente traslada el tiempo empleado a la explicación de la materia a la elaboración actividades y resolución de problemas y/o dudas mediante aprendizaje cooperativo.

 

Según el sitio theflippedclassroom.es hay siete posibles formas de convertir nuestra clase en un aula invertida, ordenadas según el grado de complejidad al entrar en escena el desarrollo de competencias más elevadas en los procesos tanto de enseñanza como de aprendizaje:

  • La clase inversa estándar: los alumnos trabajan vídeos en casa y practican lo aprendido con tareas tradicionales en el aula.
  • La clase inversa orientada al debate: los vídeos asignados sirven para desarrollar debates o reflexión posterior en el aula.
  • La clase inversa orientada a la experimentación: los vídeos sirven como referencia para recordar y repetir aprendizajes (Química, Física, Matemáticas…).
  • La clase inversa como aproximación: los estudiantes ven los vídeos en clase. Después, el profesor acude a resolver las dudas. Preferible con estudiantes más pequeños.
  • La clase inversa basada en grupos: combina el tipo de clase inversa anterior, pero el cambio se produce en el aula: los alumnos se agrupan para trabajar la tarea asignada.
  • La clase inversa virtual: los conceptos de tiempo y espacio se redefinen, ya que se suprime el concepto de aula tradicional en el desarrollo de aprendizajes, entrega de tareas, evaluación, etc.
  • Invertir al profesor: el proceso de creación de los vídeos puede recaer bien en el docente, bien en los alumnos para demostrar experiencia o destrezas de orden superior.

 

 

 

Fuentes:

https://www.theflippedclassroom.es

https://www.youtube.com/channel/UC6QqhnV0hfZmqzJyWWmJX4g

http://www.lacunadehalicarnaso.com/2015/12/el-resultado-de-mi-clase-invertida-tras.html

https://web.ua.es/es/ice/jornadas-redes/documentos/2013-posters/333377.pdf

Anuncios